El SAT te puede poner en el buró de crédito

¡Cuidado con el SAT, ahora te puede mandar al Buró de Crédito!

No hacer de forma correcta la Declaración Anual del ejercicio fiscal podría derivar en multas mayores a 34 mil pesos, pero no sólo eso, también puede afectar tu historial crediticio en el Buró de Crédito.

Uno de los principales errores más recurrente es asumir que no se está obligado a presentar la por ser asalariado, lo que no es necesariamente cierto.

Así los asalariados que finalizaron su relación laboral antes del 31 de diciembre, obtuvieron ingresos de dos patrones de manera simultánea, recibieron ingresos acumulables además del salario, percibieron su pago por un empleador no obligado a realizar las retenciones, o bien, adquirieron algún tipo de indemnización laboral, están obligados a hacerlo.

 

¡Cuidado con el Buró!

Desde el 2008, el SAT comparte la información sobre adeudos fiscales con empresas como Buró de Crédito y Círculo de Crédito.

Así que deberle al SAT también podría reflejarse en tu historial igual que un adeudo con una tarjeta de crédito.

¿Por qué sucede esto? Empresas como el Buró de Crédito y el Círculo de Crédito se dedican a recopilar y administrar la información relativa al historial crediticio de las personas.

Pero, de acuerdo con el Colegio de Contadores Públicos de México “cuando transcurren los plazos otorgados por el SAT y no se presenta la declaración anual, el SAT informará al Buró de Crédito”.

Cabe recordar que sólo se integran al Buró de Crédito los adeudos fiscales exigibles de personas físicas y morales; es decir, aquellos adeudos que el SAT ha notificado al contribuyente y no han sido pagados en los términos y tiempos establecidos por la ley.

No se trata de integrar a todos los contribuyentes a la base de datos del Buró de Crédito, sino únicamente aquellos con adeudos fiscales exigibles.

Recuerda que no se reportan, por ejemplo, los adeudos en parcialidades que se estén pagando de manera puntual ni aquellos en los que se tenga interpuesto un medio de defensa y estén garantizados, según información proporcionada por el SAT.

 

Si no declaras, te multan

De 1 mil 400 a 34 mil 730 pesos por cada obligación al presentar una declaración, solicitud, aviso o constancia, fuera del plazo señalado en el requerimiento o por incumplimiento de dicho requerimiento.

De 14 mil 230 a 28 mil 490 pesos por no presentar las declaraciones por internet, estando obligado a ello, presentarlas fuera del plazo o no cumplir con los requerimientos de las autoridades fiscales para hacerlo, o cumplirlos fuera del tiempo señalado.

Las multas son acumulables, por lo que no hay que dejar el trámite para los últimos días del mes para poder contar con asesoría profesional.

 

Tipos de Créditos fiscales

No todos los adeudos con el fisco se reportan a Buró, como también se conoce a las SIC. Solo son adeudos muy específicos los que pueden manchar el historial de pagos en el Buró de una persona.

Se prevé que el SAT pueda compartirle a las SIC datos de los deudores cuando éstos tienen créditos firmes (…) Si nosotros le notificamos del adeudo y el contribuyente se va a un medio de defensa, no podemos revelar la información hasta que el tribunal lo resuelva, explicó.

Los especialistas indicaron que existen dos tipos de créditos fiscales: el exigible y el firme.

Un crédito fiscal es exigible a partir de que el contribuyente se atrasa un día con el pago de sus impuestos, a pesar de que la autoridad aún no le haya exigido expresamente su liquidación.

A su vez, un crédito exigible se convierte en un crédito firme después de que el SAT le notificó al contribuyente de su adeudo y le realizó el cobro, siempre que el causante no haya impugnado ni aclarado dicho crédito, o interpuesto un medio de defensa y perdido en los tribunales.

Es decir, todos los créditos firmes fueron exigibles, pero no todos los exigibles se convierten en firmes.

En términos prácticos, Virginia Ríos Hernández, integrante de la Comisión de Investigación Fiscal del Colegio de Contadores Públicos de México, ejemplificó el caso de los créditos firmes de la siguiente manera: Imagine a una persona física que debía presentar su declaración anual en abril y no la paga. Esto implicaría que a partir de agosto se le empezará a solicitar el pago.

A partir de ahí corre un plazo de 45 días para que el contribuyente aclare su adeudo con la autoridad o lo liquide. Hasta ese momento es un crédito exigible.

Si transcurrido ese periodo no impugna o aclara, o bien, se va a los tribunales y pierde, se convierte en un crédito firme y (el contribuyente) no puede rehusarse a pagar.

La información de los pagos se hace con corte mensual, agregó el administrador del SAT.

Cada mes hacemos una identificación de los deudores y le pasamos los datos a las SIC, y aunque podría ser por cualquier monto, el código (fiscal) prevé que sea superior a 200 unidades de inversión (Udis), aproximadamente 1,156 pesos. Los créditos menores a esa cantidad, nuestro propio Código los define como incobrables .

Así que el hecho de que un contribuyente no presente sus declaraciones todavía no constituye un crédito firme, y tampoco deriva en ello una suspensión de actividades de la persona.

 

¿Cuánto tardan en borrarse los adeudos fiscales?

La eliminación de los adeudos en las SIC ocurre en el mismo plazo para todo tipo de financiamientos, lo cual implica que los créditos de las personas y empresas se eliminan a los seis años de estar en Buró de Crédito siempre y cuando el adeudo sea de 1,000 a 400,000 Udis (unos 2.3 millones de pesos), refirió Wolfgang Erhardt Varela, vocero de Buró de Crédito.

Si el crédito supera ese monto, agregó, no se podrá eliminar, ni tampoco cuando se está en proceso judicial o en caso de que se haya cometido fraude.

 

Hay que recordar que los adeudos y su permanencia en el historial crediticio pueden ser más pequeños; si la deuda equivale a 25 Udis (aproximadamente 144.5 pesos) o menos se elimina a los 12 meses; si equivale a un rango de 25 a 500 Udis (de 144.5 a 2,890 pesos) se elimina a los dos años, y los montos de 500 a 1,000 Udis (2,890 a 5,780 pesos) en cuatro años.

 

Erhardt puntualizó que el hecho de que se borren los registros no significa que se le perdonan al usuario, ya que las entidades financieras seguirán haciendo labores de cobranza.

 

¿Dondé puedo revisar si tengo adeudos?

El SAT tiene la obligación de avisar le a los contribuyentes cuando tienen un adeudo; uno de los medios a través de los que hace esto es el buzón tributario, o Mi Portal, en la página del SAT. Otro medio posible para esto es solicitar una opinión del cumplimiento. Los contribuyentes deudores también son publicados en la lista de incumplidos. Si tienes un adeudo y quieres revisar la información que el SAT mandó al Buró de Crédito, puedes hacer la solicitud de manera presencial o en línea.

Si eres una persona física, tener un mal historial crediticio puede dificultarte obtener un préstamo o una tarjeta de crédito; una empresa puede ver limitadas sus fuentes de financiamiento.

 

Consulte su historial

Si tiene dudas sobre algún adeudo con el fisco y sus repercusiones en su historial, recuerde que puede consultar su reporte gratuitamente a través del portal burodecredito.com.mx, en los teléfonos 5449-4954 y 01800-6407-920, así como en la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

 

https://www.dineroenimagen.com/tu-dinero/cuidado-con-el-sat-ahora-te-puede-mandar-al-buro-de-credito/97757

https://www.eleconomista.com.mx/finanzaspersonales/Si-no-esta-al-corriente-con-el-SAT-puede-afectarle-en-Buro-20170827-0095.html

https://www.elcontribuyente.mx/2018/07/sat-historial-buro-credito/

Déjanos tus comentarios

El SAT te puede poner en el buró de crédito

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Soluciones inteligentes para Tu Negocio